UsIslam

button

LO PROHIBIDO EN EL ISLAM Y LO QUE DEBE SER TOMADO EN CUENTA



Source http://www.nurelislam.com/loprohibido.htm





200,000 Latinos converted to ISLAM in USA



Al�h, subhanahu wa ta'ala, receto las cosas que se deben de hacer sin dejar de hacerlos, El puso limites los cuales no deben de ser pasados El ha prohibido cosas que no deben de ser violadas. El Profeta, salalahu alayhe wa salam, dijo, "Que ha permitido Al�h en Su Libro se puede hacer, y lo que ha prohibido entonces esta prohibido, y lo que El no menciono es por su perd�n (de El) entonces acepta el perd�n de Al�h, porque por la verdad Al�h nunca se olvida," luego el recito este verso: "Y tu Se�or nunca se olvida." (Al-Hakim).

Las cosas prohibidas son los limites puestos por Al�h, "Estos son los limites de Al�h, mantenemos alejados de ellos." (2:187) De hecho Al�h ha amenazado a los que traspasan estos limites y el que los viole cuando El dijo, "Y quien desobedezca a Al�h y a Su mensajero y traspase Sus limites, le har� entrar en un Fuego en el que ser� inmortal y tendr� un castigo denigrante." (4:14).

El evitar lo prohibido es una obligaci�n porque el Profeta, salalahu alayhe wa salam, dijo, "Cualquier cosa que haya prohibido, ev�tenlo, y cualquier cosa que haya permitido, hagan con el lo que puedan." (Muslim) Lo que se observa a menudo es que cuando oye una persona que sigue sus pasiones y no tiene conocimiento lo que esta prohibido se enoja y se queja, y dice, "Todo esta prohibido, haces la vida imposible, nos estas oprimiendo, no tienes nada mas que lo que esta prohibido y de mal gusto." El din es f�cil y el tema es ampliamente interpretada, y Al�h es el que Seguido Perdona." A esta gente les contestamos as�:

Al�h juzga lo que El quiera, no hay quien pueda hacer un lado Su juicio y El es Todo-Conocedor, El Todo-Enterado, entonces El hace licito lo que El quiera y El proh�be lo que El quiera. Es la esencia de nuestra adoraci�n de Al�h el aceptar lo que El decidi� y el someterse completamente. El origen de Sus leyes viene de Su Conocimiento, Su Sabidur�a, y Su Justicia, "Las palabras de tu Se�or son de una veracidad y justicia completas, no hay nada que pueda hacer cambiar Sus palabras. El es Quien oye y Quien sabe."(6:115).

Al�h el Todo-Poderoso nos ha hecho claro el criterio sobre lo cual esta decidido lo licito y lo il�cito, cuando el dice, "y que les ordena lo reconocido y les proh�be lo reprobable." (6:115) Entonces lo que es bueno es licito y lo que es malo es il�cito. El decidir lo que es permitido y lo que esta prohibido es el derecho de Al�h y Suyo nada mas, y quienquiera que diga que este derecho es suyo o de otro adem�s de Al�h es un Kafir (incr�dulo) y ha cometido un Kufr mayor, tal tipo de incredulidad saca a uno de el credo Isl�mico, "�O es que tienen asociados que les han legitimado cosas en la Practica de Adoraci�n que Al�h no ha autorizado?" (42:19).

Es m�s, no es permitido para alguien hablar sobre lo que es legitimo y lo que es ilegitimo mas que la gente que tiene conocimiento y conocen bien el Cor�n y la Sunnah. Los que deciden lo que es legitimo sin ning�n conocimiento han sido severamente advertidos por Al�h, "Y no dig�is con una mentira que salga de vuestras bocas: Esto es licito y esto es il�cito para inventar mentiras contra Al�h." (6:116) Las cosas que est�n incuestionablemente prohibidas est�n mencionados en el Cor�n y la Sunnah, como por ejemplo en este verso: "Di: Venid que os declare lo que vuestro Se�or os ha prohibido: Que no Asocies nada con El, que hag�is el bien a vuestros hijos por temor a la miseria."(6:151).

De la misma manera muchas prohibiciones fueron mencionadas en la Sunnah, tales como lo que dijo el Profeta, salalahu alayhe wa salam: "Por la verdad, Al�h ha prohibido la venta de vino, animales muertos, la carne de marrano, y estatuas de �dolos." (Abu Dawud) Y tambi�n dijo: "Por la verdad, cuando Al�h proh�be una cosa proh�be tambi�n su valor (o sea su venta)." (Ad-Daraqutni).

Algunos textos mencionan la prohibici�n de cierto tipo como lo que ha sido mencionado en el Cor�n al lo que se refiere de la comida, "Se os proh�be la carne del animal muerto por causa natural, la sangre, la carne de cerdo, la del animal que haya sido sacrificado en nombre de otro que Al�h, la del que haya muerto por asfixia, golpe, ca�da, cornada o devorado por una fiera, a menos que lo degoll�is." (5:3) Otro ejemplo es lo que Al�h menciono a lo que se refiere de el matrimonio: "Se os proh�ben vuestras madres, hijas, hermanas, t�as paternas, t�as maternas, las hijas de vuestro hermano, las hijas de vuestra hermana, vuestras madres de leche que os amamantaron, vuestras hermanas de leche, las madres de vuestras esposas..." (4:23) Al�h tambi�n menciono lo que esta prohibido de manera de ingreso de trabajo, diciendo: "Sin embargo Al�h ha hecho l�cito el comercio y ha prohibido la usura..." (2:275).

Al�h quien le muestra Misericordia a Sus esclavos, nos ha hecho licito numerosas cosas buenas, ni siquiera podemos imaginarnos su diversidad de cosas buenas. Por esta raz�n no las menciono Al�h de detalle porque son tan numerosas las cosas buenas que no pueden ser contadas, a pesar de esto, El menciono en detalle las cosas prohibidas porque son un numero de cosas contadas, y no las menciono para que las reconoci�ramos y por lo tanto las evit�ramos, as� como El dijo: "�Cuando se os ha explicado claramente que es lo que, a menos que os ve�is forzados, se os proh�be?" (6:119) Al que se refiere de lo que esta permitido, Al�h lo ha hecho licito en general mientras sea bueno esta cosa porque �l dijo: "�Hombres! Comed lo licito y bueno que hay en la tierra..."(2:168) Entonces viene de Su Misericordia que �l nos haya hecho permitido todas las cosas en general, hasta que sean comprobadas prohibidas, y esto viene de la Generosidad de Al�h subhanahu wa ta ala. Entonces es nuestro deber el obedecer y dar gracias.

Algunas personas no son capaces de observar la manera correcta de hablar cuando escuchan lo que es prohibido. Esto es una se�al de su fe d�bil y su poco conocimiento de la Shariah. �Acaso quieren estar todo el d�a escuchando lo que esta permitido, para que se convencen de que el Din en realidad es f�cil? �Y quieren que todos los tipos de cosas buenas se les sean numeradas, para que se aseguren de que la Shariah de hecho no los va a hacer vivir en tristeza?

�Quieren que se les diga que la carne degollada de camello, res, borrego, conejo, gamuza, pollo, pato, paloma, ganso, avestruz son l�citos, y que tambi�n lo muerto que no es degollado como langosta y pescado es licito?

Y que las verduras, las frutas, y los cereales son l�citos.

Y que el agua, leche, miel, aceite y el vinagre son l�citos.

Y que la sal y los condimentos son l�citos.

Y que el uso de la madera, el acero, la arena, las piedras, el pl�stico, el vidrio y el hule son l�citos.

Y que el montar los animales, el usar carros, trenes, barcos, y aviones es licito.

Y que el uso del aire acondicionado, refrigeradores, lavadoras, licuadoras, todo el equipo medico, de ingenier�a, de computaci�n, y los instrumentos de construcci�n y las maquinas, y los instrumentos de lo meteorol�gico, de la astronom�a, de la exploraci�n de el agua, de el petr�leo y de los minerales, y su refinaci�n, y las computadoras, y las impresoras, y las calculadoras son licitas.

Y el vestir con algod�n, lana, la piel, cueros de animal, el nylon, el poli�ster es licito.

Y que en lo general el matrimonio, el comercio, las fianzas, el intercambio, el contratar a personal, las profesiones, los trabajos que incluyen la carpinter�a, el trabajar el hierro, la reparaci�n de maquinaria y el ser pastor son l�citos.

�Acaso es posible, me pregunto, que numeremos todo lo que es licito? �Que es lo que le entra a esta gente que no pueden comprender un simple hecho?.

A lo que se refiere de su argumento de que la intenci�n del Din es que sea f�cil, es un argumento cierto, el cual han mal interpretado y usado para un mal prop�sito, porque el significado de que el Din es f�cil no es seg�n los deseos de la gente, si no seg�n lo que descendi� con la Shariah, pero hay una gran diferencia entre el pecar con lo prohibido bajo el falso argumento de que el Din es f�cil - y no hay duda- y el usar ciertos permisos l�citos tales como combinar y acortar los salahs y el romper con el ayuno si uno esta viajando, el combinar dos salahs para el enfermo y cuando esta lloviendo, el comer animales sin haber sido degollados bajo la necesidad de hambre, y otros permisos especiales que la Shariah nos permiti�.

Es m�s, el Musulm�n debe de saber que hay sabidur�a detr�s de estas prohibiciones. El que Al�h pone a prueba a Sus siervos con estas prohibiciones para que El as� vea como se comportan. Lo que distingue los moradores de el Para�so de los moradores de el Infierno es que los de el Infierno se han hundido en las tentaciones que llevan a uno a el Infierno, y los moradores de el Para�so estaba pacientemente aguantando las dificultades y las calamidades que llevan a uno a el Para�so. Si no fuera por esta prueba los que desobedecieron no se distinguieran de los que obedecieron. Aquellos que creen ven la dificultad en anticipo de la recompensa y como una manera de obedecer a Al�h y as� ganar Su placer, y as� se puede aguantar la dificultad. Los hip�critas ven a la dificultad con temor a el dolor y el no tener, por esto la dificultad les pesa, y el obedecer es dif�cil.

En abandonar lo que esta prohibido, el creyente que obedece siente una cierta dulzura: Quienquiera que se abstenga de una cosa por el bien de Al�h, entonces Al�h lo compensa con lo que es mejor, y el experimentara la dulzura de el creer en su coraz�n. Este articulo trata con las prohibiciones que se refieren al aqeedah, y la adoraci�n, algunas de estas prohibiciones inclusive pueden sacar a uno del manto del Islam. Estas prohibiciones son ampliamente ignoradas en muchas sociedades Musulmanas hoy y el prop�sito de mencionarlos aqu� es para dar explicaci�n y consejo, y tambi�n proporcionar pruebas del Cor�n y la Sunnah.

El Asociar a otros con Al�h en la adoraci�n.

Este es absolutamente el pecado m�s grande, porque Abu Bakr narro: "El Mensajero de Al�h. salalahu alayhe wa salam, dijo, '�Quieres que te informe del pecado mas grande de los peores pecados (y lo dijo tres veces)?' La gente dijo: 'Si Oh Mensajero de Al�h, y �l dijo: 'El asociar a otros en adoraci�n con Al�h (o el Shirk)...'." (Al-Bukhari). Todo pecado puede ser perdonado por Al�h excepto el shirk, y por esto una persona debe pedir perd�n por este pecado espec�ficamente. Al�h ta ala dijo: "Es cierto que Al�h no perdona que se le asocie con nada, fuera de eso, perdona a quien quiere." (4:48).

Existen otros tipos de shirk grande, los cuales sacan a una persona de el credo Isl�mico, y el que cometa este shirk estar� en el Fuego de el Infierno la eternidad si muere sin arrepentiste. Algunos de estos tipos de shirk son los siguientes.

El Suplicarle a un Muerto.

Esto incluye buscar la ayuda de gente piadosa ya muerta, y el creer que tienen el poder de contestar los deseos de uno y que le puedan quitar el sufrimiento a uno, mientras que Al�h subhanahu wa ta ala dijo: "Tu Se�or ha ordenado que solo Lo ador�is a El." (17:23) Este pecado tambi�n incluye el suplicar a los Profetas, y los piadosos ya muertos al igual que cualquier persona ya muerta. No se le debe pedir a la gente ya muerta que intercedan por uno y que le quiten la dificultad a uno, esto porque Al�h dice: "�Qui�n responde al que se ve en necesidad libr�ndolo del mal y os ha hecho representantes (Suyos) en la tierra?.

�Puede haber alg�n dios con Al�h?" (27:64) Algunas personas tienen el habito de mencionar al nombre de su Shaykh o la de un hombre piadoso cuando se levantan, se sientan, cuando se tropieza, o cuando tenga un problema o sufra dificultad, por ejemplo dicen: 'Oh Muhammad' y otro dir�: 'Oh Ali' o 'Oh Hussein', o 'Oh Badawi', o Oh Jilani, o Oh Shadli, o Oh Rifa'ee; Este le suplica a al-Aydaroos, el otro a As-Sayidah Zaynab y as�, pero Al�h dice: "Realmente aquellos a los que invoc�is fuera de Al�h son siervos como vosotros." (7:194). El Profeta salalahu alayhe wa salam dijo: "Quienquiera que muera invocando a otros adem�s de Al�h, como iguales con Al�h, entraran al Fuego de el Infierno." (al-Bukhari). Algunas personas hasta creen que estos hombres piadosos tienen control sobre el universo, y que tienen la habilidad de perjudicar a uno o beneficiar a uno, mientras que Al�h dice: "Y si Al�h te toca con un da�o, nadie, sino �l, te librara de ello. Y si te concede un bien... No hay quien pueda impedir Su favor." (10:107).

El Hacer licito lo que Al�h ha decretado il�cito y el hacer il�cito lo que Al�h ha hecho l�cito.

Es un shirk grande el creer que cualquier persona adem�s de Al�h 'azza wa jalla tiene el derecho de hacer licito lo que Al�h ha hecho il�cito o el hacer il�cito lo que Al�h ha hecho licito, o el llevar demandas a la corte, ya sea a prop�sito o el debidamente escoger las cortes donde se practiquen leyes aparte de la shariah, y el creer que el usar estas cortes es permitido mientras que Al�h lo menciona como kufr mayor, diciendo: "Han tomado a sus doctores y sacerdotes como se�ores en vez de Al�h." (9:31). Al o�r que se le recitaba este verso por el Mensajero de Al�h salalahu alayhe wa salam 'Adee Ibnu Haatim dijo: "Pero no los estaban adorando." El Profeta dijo: "Eso es verdad pero ellos (los monjes) hicieron licito lo que Al�h hab�a prohibido, y les obedecieron, y (los monjes) hab�an prohibido lo que Al�h hab�a hecho licito y los obedecieron, y esto es igual a adorarlos a ellos." (Muslim).

Al�h ha dicho que los que asocian a otros con El son como los que: "No hagan il�cito lo que Al�h y Su Mensajero han hecho il�cito y no sigan la verdadera practica de Adoraci�n." (9:29) Tambi�n dijo Al�h: "Di �Veis la provisi�n que Al�h ha hecho descender para vosotros? �Y hab�is decidido no obstante que es lo licito y que es lo il�cito? Di: �Os ha dado Al�h autorizaci�n o es que est�is inventando sobre Al�h?" (10.59).

La Magia y el adivinar la suerte

A lo que se refiere de la magia, es considerado kufr, y es una de las siete grandes abominaciones. Le hace da�o a uno sin dar ning�n beneficio. Al�h ta ala ha dicho sobre el aprendizaje de la magia esto: "Aprendieron lo que les perjudicaba y no les beneficiaba." (2:102), y dijo El: "El que usa la magia, venga de donde venga, no tendr� �xito." (20:69). A la persona que practique la magia se le considera un incr�dulo, esto porque Al�h ta ala dijo:

"Pero no fue Sulayman quien cayo en incredulidad, sino que fueron los demonios al ense�ar a los hombres la magia que le hab�a sido revelada a los dos �ngeles Harut y Marut en Babil.

Estos no ense�aban a nadie sin antes advertirle: Somos una prueba, no caigas en la incredulidad." (2:102).

El castigo correcto para el brujo es la muerte, y cualquier dinero que se haya ganado es considerado como dinero ganado ileg�timamente. La gente ignorante, los que hacen el mal, y los que son d�biles en la fe son los que van con los brujos para as� hacerle brujer�a para as� perjudicar a otras personas para as� ganar venganza. Algunas personas cometen un pecado en recurrir a otro brujo para quitarse el hechizo que se les ha hecho. Al contrario hubiera sido mejor el buscar el refugio con Al�h y la cura Sus Palabras tales como las surahs al mu'awithaat (113,114), y otras surahs. Tambi�n se le considera a el que adivina la suerte como uno que no cree en Al�h El Todo Poderoso, si dicen que conocen lo Desconocido (�sea lo que no ve el ojo) cuando solamente Al�h conoce lo Desconocido. Muchos de estas gentes toman ventaja sobre la gente sencilla para as� sacarles dinero, ley�ndoles la mano, o viendo la bola de cristal, o viendo una taza de caf�, o viendo el espejo etc., puede que acierten una vez en mil, pero la gente sencilla se acuerda solo de esa vez que acertaron, y con eso regresan con ellos para saber su futuro, su felicidad y su miseria en su matrimonio y en sus negocios, o para saber donde pueden encontrar sus art�culos perdidos, etc. Quienquiera que recurra a ellos, y cree en lo que dicen es considerado un incr�dulo y esta fuera del credo Isl�mico, y la prueba de esto es el dicho de el Profeta salalahu alayhe wa salam: "Quienquiera que llegue con un adivino y le cree lo que dice, entonces no ha cre�do en lo que le fue revelado a Muhammad." (Ahmad) Sin embargo si una persona llega con un adivino pero no cree que este conoce lo Desconocido, sin no como para entretenerse o por otra raz�n, entonces el no ha dejado de creer, sin embargo su salah no ser� aceptado por cuarenta d�as, porque el Profeta salalahu alayhe wa salam dijo: "Quienquiera que llegue con un adivino y le pregunta sobre una cosa, su salah no ser� aceptado por cuarenta noches." (Muslim) Esto no significa que no tenga que hacer el salah y que no se arrepienta sinceramente con Al�h.

El creer que las estrellas y los planetas influyen en lo que pasa y sobre la vida de la gente.

Zayd ibn Khalid al-juhanee narro: "El Mensajero de Al�h salalahu alayhe wa salam, nos dirigi� en el salah de la ma�ana en Hudaybyiah -y hab�an rasgos de lluvia de la noche anterior- entonces cuando acabo, llego con la gente y dijo: "�Saben lo que ha dicho su Se�or?" Ellos dijeron, "Al�h y Su Mensajero saben mejor que uno," el Profeta dijo: "El dijo: Entre Mis siervos est�n los que se despertaron creyendo en Mi y los que se despertaron sin creer en Mi. Quienquiera que dijo nos toca lluvia por la Gracia de Al�h y Su Misericordia es que cree en Mi, y quienquiera que dijo que la lluvia fue por tal y tal (estrella), no ha cre�do en Mi y ha cre�do en la estrella." (al-Bukhari).

El leer los art�culos de astrolog�a en los peri�dicos y en las revistas esta cometiendo este pecado de shirk, esto �sea si la persona cree que lo que esta escrito se debe a la influencia de las estrellas y los planetas. Si una persona lee estos art�culos de astrolog�a como entretenimiento, entonces es pecador, porque uno no debe se supone de entretenerse con lo que es shirk, y tambi�n existe el hecho que el Shaytan lo puede tentar a creer en esto y por medio de esto llevarlo al shirk.

El creer que ciertos objetos pueden traer beneficios mientras que Al�h no los creo a estos objetos con este prop�sito.

Algunas personas creen en amuletos, talismanes, abalorios, conchas de mar, anillos met�licos, cristales etc., y bas�ndose en el consejo de un brujo o sacerdote o en las creencias heredadas, los pueden usar como collares o se los pone a sus hijos para as� evitar el mal ojo como dice esta gente. Tambi�n los pueden colgar en sus carros o en sus casas, o los pueden usar como anillos con cristales creyendo que estos cristales tienen ciertos poderes que alejan a la calamidad. Esto sin duda es lo contrario al confiar en Al�h, y no les trae mas que debilidad y desaliento, sin mencionar que esta prohibido el buscar remedio en lo que es il�cito.

La mayor�a de estos fetiches que se usan contiene el shirk obviamente en por ejemplo buscar la ayuda de los diablos o de los jinn o retratos misteriosos o palabras de significados que no se conocen. Algunos charlatanes escriben versos del Cor�n los cuales mezclan con otras palabras de shirk, otros escriben los versos de el Cor�n usando la sangre de la menstruaci�n o otras impurezas. El colgar o el usar cualquiera de los objetos mencionados es il�cito, porque el Mensajero de Al�h, salalahu alayhe wa salam, dijo: "Quienquiera que cuelgue un amuleto a cometido el shirk (asociar a otros con Al�h)." (Ahmad).

Quienquiera que use amuletos creyendo que pueden traer un beneficio o un da�o aparte de Al�h, entonces el ha cometido el shirk mayor, y si cree que son una causa de traer beneficio o da�o mientras que Al�h no los creo para eso, entonces el ha cometido un shirk menor, el cual cae bajo la categor�a de 'shirk de las causas.'

La adoraci�n o el hacer buenas obras para que la gente los vea.

Para que una buena obra sea aceptada, debe de estar libre de hipocres�a y debe ser en conforme con la Sunnah, entre otras condiciones. La persona que hace un acto de adoraci�n para que la gente lo vea ha cometido un shirk menor y su acto de adoraci�n no ser� aceptado. Un ejemplo es de la persona que hace el salah para que la gente lo vea hacerlo, sobre esto Al�h dice: "Los hip�critas pretenden enga�ar a Al�h, pero es �l quien los enga�a. Cuando se disponen a hacer el salat, se levantan perezosos y lo hacen para que los dem�s los vean. Apenas si se acuerdan de Al�h." (4:141). De la misma manera si una persona hace una buena obra para que as� lo mencionen la gente en sus reuniones o por la fama y el prestigio, entonces esta persona ha cometido shirk, as� como el Profeta salalahua alayhe wa salam, dijo: "Quienquiera que haga que los dem�s sepan de su adoraci�n, entonces Al�h har� que se sepan sus defectos, y quienquiera que haga que su adoraci�n sea visto por los dem�s, Al�h har� que sus defectos sean vistos por los dem�s." (Bukhari y Muslim). Si una persona hace un acto de adoraci�n por las dos razones, �sea por el bien de Al�h y para que lo vea la gente hacerlo, entonces este acto de adoraci�n suyo no ser� aceptado, as� como es mencionado en un Hadith Qudsi: "Soy Yo el que esta en menos necesidad para que me asocien con algo. Lo dejare en su shirk quienquiera que haga una buena obra asociando a otros con Mig�." (Ahmad).

Si una persona empieza a hacer un acto de adoraci�n por el bien de Al�h, y luego mientras esta haciendo este acto le entra la idea de presumir su acto bueno, pero lucha contra este deseo y no lo presume entonces su acto bueno esta bien parado, de la misma manera si le gustara presumir lo que esta haciendo y se rinde al deseo, entonces la mayor�a de sabios est�n de acuerdo que su acto es invalido.

El hacer profec�as de maldad.

Al�h dice, "Y cuando les venia un bien dec�an: Esto es por nosotros; pero si les sobreven�a alg�n mal, lo atribu�an al mal aguero de Musa y a los que con �l estaban." (7:130) Antes de tomar una decisi�n de importancia como viajar, los Arabes antiguos sol�an soltar un p�jaro al aire. Si el p�jaro volaba hacia la derecha, lo tomaban como una buena se�al y tomaban su decisi�n con confianza. Si el p�jaro volaba hacia la izquierda lo tomaban como una mala se�al y cancelaban su viaje. A esta tradici�n se le dice at-teerah. El Profeta, salalahu alayhe wa salam, dio la orden sobre esta practica diciendo: "At-teerah es shirk." (Ahmad).

Esta creencia il�cita, la cual contradice el tawheed incluye: El hacer malas profec�as por ciertos meses, tales como no casarse en el mes de Safara, o ciertos d�as tales como el ultimo mi�rcoles de cada mes, (o viernes trece) como un d�a de mala suerte y de calamidad, o atribuirle poderes a ciertos n�meros como el trece, o el 666, o ciertos nombres, o ciertas personas con alguna incapacidad tales como cuando tal persona en el camino a el trabajo ve a una persona que le falta un ojo y regresa a casa etc. Todas estas creencias est�n prohibidas y se les considera shirk. El Profeta salalahu alayhe wa salam ha desheredado a los que tienen estas creencias, diciendo: "Quienquiera que haga profec�as de maldad o le pide a una persona que le d� una profec�a, o hace brujer�a o pide que se le haga brujer�a, no es uno de nosotros." (at-Tabarani). La tentaci�n de hacer presagios o profec�as de maldad varia dependiendo de como es cada persona, la mejor cura para esto es el confiar en Al�h as� como el Profeta, salalahu alayhe wa salam, dijo, "No hay nadie entre nosotros que no sufra con esta tentaci�n en su coraz�n, pero Al�h se lo quitara cuando encomienda se alma a El." (Abu Dawood).

El jurar por otros aparte de Al�h.

Al�h subhanahu wa ta ala jura por lo que �l quiera entre Sus criaturas, pero a un ser humano no se le permite jurar por otros aparte de Al�h. El jurar es un tipo de glorificaci�n que solamente le queda a Al�h. El Profeta salalahu alayhe wa salam dijo: "Por la verdad, Al�h les proh�be jurar por sus padres. Si uno tiene que jurar, que jure por Al�h, o si no que se quede callado." (al-Bukhari) Y tambi�n dijo: "Quienquiera que jure por otros aparte de Al�h entonces a asociado a otros con El." (Ahmad). El Profeta salalahu alayhe wa salam tambi�n dijo: "Quienquiera que jure por la confianza no es uno de nosotros." (Abu Dawud).

Por lo tanto esta prohibido jurar por el Ka'bah, o por el honor de uno o por la confianza de uno, o por las bendiciones de tal y tal persona, o por su vida, o por la gloria del Profeta o por la gloria de una persona piadosa, o por el padre de uno o por su madre o por sus hijos. Quienquiera que cometa tal pecado que haga la expiaci�n diciendo: "Laa ilaaha ila Al�h (no hay quien merezca la adoraci�n mas que Al�h)", como ha sido aconsejado en un hadith sahih: "Quienquiera que jur� por Allati y Al'izza (dos idolos de Makkah que adoraban los paganos) debe de decir laa ilaaha ila Al�h." (Bukhari).

Algunas expresiones de shirk se oyen en el habla de muchos Musulmanes. Estas expresiones est�n expl�citamente prohibidas deben de ser evitadas. Tales expresiones son: Yo busco refugio en Al�h y en ti- pongo mi confianza en Al�h y en ti- No tengo a nadie mas que a Al�h y a ti- Al�h es mi protesto en el cielo y tu eres mi protector en la tierra- si no fuera por Al�h y tal persona- (Las palabras correctas est�n en substituir el y por el luego, para as� decir por ejemplo correctamente 'Si no fuera por Al�h y luego tu', y lo mismo se aplica en las expresiones ya mencionadas). Otras expresiones prohibidas son: No se nada del Islam... -maldito sea el tiempo (o el decir cualquier expresi�n que de el sentido de maldecir el tiempo, porque esto significa maldecir a Al�h El Creador de el tiempo, uno no le debe de atribuir nada malo ni de aliento a el tiempo porque todo esta en la Mano de Al�h y El dispone de todo) -o decir es la voluntad de la madre naturaleza- y todos los nombres que implican esclavitud a otros aparte de Al�h tales como 'Abdul Maseeh (esclavo de el Mes�as) y 'Abdul Nabee, 'Abdul-Rasool, 'Abdul Hussein.

Otras expresiones que son contradictorias a la esc�nica del tawheed son: El Socialismo de el Islam - La Democracia de el Islam - La voluntad de la gente es la voluntad de Al�h - el Din es para Al�h y la naci�n es para todos. Tambi�n queda estrictamente prohibido dirigirle la palabra a cualquier ser humano con el atributo 'rey de reyes' o 'el juez supremo'. o el dirigirle la palabra a los incr�dulos y hip�critas con Se�or, o cualquier palabra que les atribuye grandeza.

El sentarse en la compa��a de los hip�critas, los de mala moral y los desobedientes, o el buscar su amistad o compa��a.

Mucha gente de fe d�bil buscan socializar con gente que es inmoral y desobediente y pueden hasta socializar con gente que difama a la shariah de Al�h y le hacen burla a Su Din a Su gente piadosa. Este comportamiento no cabe duda que es inaceptable porque hace que la fe de uno se debilite. Al�h ta ala dice: "Y cuando veas a los que se burlan de Nuestros signos, ap�rtate de ellos hasta que entren en otra conversaci�n. Y si Shaytan te hace olvidar, cuando recuerdes de nuevo, deja de permanecer sentado con la gente injusta." (6:68).

Por lo tanto a uno no se le permite estar sentado en la compa�ia de este tipo de gente que aun aunque fueran parientes cercanos, y aun aunque fueran gente de educaci�n y de encanto, excepto que si uno les va hablar para invitarlos a Al�h, o si no para refutar sus mentiras y desaprobar su comportamiento en el pecado. Mientras para los que se sientan en su compa�ia y est�n alegres con ellos, o se mantienen callados al o�r su habla en pecado, Al�h dice sobre estos: "Es cierto que Al�h no se complace con la gente que se sale de la obediencia." (9:97).

El dejar de estar tranquilos durante el salah.

La peor forma de cometer el pecado de robar es el robar del salah de uno mismo, as� como el Profeta, salalahu alayhe wa salam, dijo, "Los peores de los ladrones son los que roban de sus salahs." La gente pregunto: "Oh Mensajero de Al�h �c�mo puede uno robar de su rezo?".

El dijo: "El no se va ha doblar ni posternar completamente" (Ahmad). El no tiene calma ni le poner importancia a ponerse tranquilo, y el no endurece la espalda en rukuu y sujood, y el no alcanzar a levantarse completamente despu�s de estar de rodillas a la igual que el sentarse despu�s de estar en postraci�n, todos estos errores los vemos com�nmente entre los Musulmanes, casi en todo masajid. La tranquilidad (khushu') es una condici�n necesaria en el salah, porque el salah no es correcto sin esta cualidad. Este es un asunto serio, porque el Mensajero de Al�h salalahu alayhe wa salam, dijo: "El salah de un hombre no es correcto hasta que endurezca su espalda cuando esta de rodillas y en la postraci�n." (Abu Dawud). A los que cometen este pecado se les debe de reprender y amenazar si es necesario, porque Abu Abdullah al-Ash'ari dijo: "El Mensajero de Al�h salalahu alayhe wa salam, dirigi� a sus compa�eros en el salah, luego se sent� entre un grupo de ellos cuando entro un hombre, y hizo el salah tan rapido que parec�a p�jaro picoteando. El Profeta, salalahu alayhe wa salam luego dijo: "�Ven ha este hombre? Quienquiera que muera en este estado (�sea haciendo el salah de esa manera), a muerto fuera del credo de Muhammad. Hace su salah como un cuervo picoteando sangre. Los que se doblan y se postran como si estuvieran picoteando son como la gente que tiene hambre y si como uno o dos d�tiles (una fruta �rabe), �c�mo puede satisfacer su hambre?" (Ibn Khuzaymah) Huthayfah radialahu anhu vio a un hombre doblarse y posternarse r�pidamente, el dijo: "No rezasteis, y si mueres, no hubieras muerto sobre la naturaleza innata con lo que Al�h creo a Muhammad, salalahu alayhe wa salam." (al-Bukhari).

Si uno hace su salah en una manera r�pida en ignorancia, y luego se da cuenta de su error, entonces es necesario que repita su salah esto mientras que la hora del siguiente salah no ha llegado, as� como nos indico el hadith ya relatado (regresa y haz el salah otra vez porque la verdad es que no lo hicisteis), y el debe de arrepentiste por los previos salah, pero no se le obliga a repetirlos.

Movimientos de impaciencia y movimientos excesivos durante el salah.

Esta es una enfermedad que aflige a un gran numero de Musulmanes, y el por que es porque no cumplen con la orden de Al�h: "Cumplid con las oraciones prescritas y con la oraci�n del medio, y presentados ante Al�h con total entrega." (2:236). Ellos no comprenden las Palabras de Al�h: "Habr�n triunfado los creyentes. Aquellos que en su salat est�n presentes y se humillan." (23:1-2) Cuando al Profeta, salalahu alayhe wa salam, se le pregunto sobre emparejar la tierra durante la postraci�n, el dijo: "No lo hagan plano mientras rezan, pero si lo tiene que hacer, h�ganlo solo una vez para nivelar las piedras." (Abu Dawud) Los sabios han mencionado que movimientos excesivos y sin necesidad hacen al salah in�til. �C�mo puede una persona levantarse ante Al�h en sumisi�n y al mismo tiempo ver la hora en su reloj de pulso, o jugar con su ropa, o picarse la nariz, o el ver hacia la derecha o hacia la izquierda sin temer que su vista se le se quitada, o que el Satan�s le esta robando de su salah?.

El intencionalmente adelantarse al Imam en el salah.

El hombre por naturaleza es apresurado, "El hombre es siempre precipitado." (17:11) El Profeta, salalahu alayhe wa salam, dijo, "La paciencia es de Al�h y la precipitaci�n es de �l.

Shaytan." (al-Bukhari). Uno a menudo se da cuenta durante el salah que mucha gente a su derecha y a su izquierda, y inclusive el mismo, precipitan al Imam en doblarse y postrarse o en el decir Alahu Akbar o hasta decir el assalaam cuando termina el salah. Este asunto es tomado a la ligera por mucha gente, pero el Profeta salalahu alayhe wa salam nos ha advertido fuertemente en contra de ello, diciendo: "�Acaso no teme el que levanta su cabeza antes del Imam que Al�h convierta a su cabeza a la cabeza de un burro?" (Muslim). �Si ha uno se le recomienda venir al salah con calma y solemnidad, cuando puede uno abandonar este estado durante el salah mismo? Algunas gentes se confunden con preceder al Imam (Con el temor) de quedarse atr�s, se debe saber que los Sabios ya difuntos, que Al�h les muestre misericordia, pusieron un buen criterio que clarifica esta confusi�n. Este criterio es el que sigue: la gente detr�s del imam se debe de empezar a mover cuando el imam termina de decir el takbir (�sea Alahu Akbar), entonces cuando el imam pronuncie la 'r' en Alahu Akbar, uno debe de empezar a moverse, ni antes ni despu�s de este. Los compa�eros del Profeta radhialahu anhum y salalahu alayhe wa salam, ten�an mucho cuidado con no adelantarse al. Al-Baraa Ibnu 'Azib radhialahu anhu narro que estaban rezando detr�s del Mensajero de Al�h salalahu alayhe wa salam, cuando el levantaba la cabeza de esta arrodillado el (al-Baraa) no veia a nadie doblarse de la espalda (para postrarse) hasta que el Mensajero salalahu alayhe wa salam pon�a su frente en el piso, luego la gente ca�a en postraci�n detr�s del." (Muslim).

Cuando el Profeta salalahu alayhe wa salam estaba llegando a la edad avanzada, y sus movimientos se volv�an m�s lentos, le dio a saber a los Musulmanes rezando detr�s del, diciendo: "Oh gente, me ha vuelto pesado, por esto no se adelanten a m� en el arrodillares y postrarse." (al-Bayhiqi). El imam debe de seguir la sunnah al decir el takbir, lo cual esta descrito en un hadith de Abu Hurayrah radhialahu anhu: "El Mensajero de Al�h salalahu alayhe wa salam dec�a el takbir en el salah cuando se levantaba al salah, luego dice takbir cuando se dobla... luego dice takbir cuando cae (en postraci�n), luego dice takbir cuando levanta la cabeza, luego hacia el igual durante el salah completo, hasta el final, luego dice takbir cuando se levanta de la posici�n de estar sentado despu�s del segundo rak'a." (al-Bukhari). Entonces si el imam hace el takbir acompa�ado con su movimiento, y si las personas detr�s lo siguen con el criterio que ya mencionamos, entonces el salah en congregaci�n seria hecha de la manera apropiada.

El llegar al Masjid despu�s de comer cebolla, ajo o cualquier cosa que emana un olor feo.

Al�h ta ala dijo: "�Hijos de Adam! Poneos vuestros mejores y m�s puros vestidos en cada lugar de oraci�n." (7:31) y el Mensajero de Al�h salalahu alayhe wa salam dijo: "Quienquiera que comi� ajo o cebolla que se aleje de nosotros (o pudo haber dicho: que se retire de nuestro masjid y que se quede en su casa)" (al-Bukhari). En otra narraci�n por Muslim, �l dijo: "Quien comi� cebolla o ajo o puerro no debe de venir a nuestro masjid, porque se lastiman los �ngeles con lo que lastima a los hijos de Adam." Umar Ibn al-Khattab dio un khutbah en un salah del viernes cuando dijo: "Oh gente, la verdad es que comen de dos plantas los cuales encuentro repulsivos: estos son la cebolla y el ajo, y vi al Mensajero de Al�h salalahu alayhe wa salam dar la orden para aquellos que se los comen, el salirse del masjid y ir a el Baqi', entonces aquel que se los coma, que mate su olor cocin�ndolos bien." (Muslim).

Se incluye en este asunto los que entran al masjid directamente de salir del trabajo, con malos olores de sudor, y con sus calcetines que tambi�n huelen mal. Los peores de estas gentes son los que fuman, una cosa prohibida, estas gentes que fuman entran al masjid con este mal olor de cigarro el cual da�a a la gente y a los �ngeles.

Un Musulm�n no puede darse el lujo no de tomar en cuenta tales prohibiciones ni tampoco tomarlos a la ligera, porque son la esencia del tawheed. Tambi�n debe evitar estrictamente las prohibiciones relacionados con el salah, porque si Al�h no acepta a su salah no ser�n aceptadas sus dem�s obras.

Al-Jumuah Vol 11 numero 4 1420H p.14-20

Escrito por Shaikh Mohammed S. Al Munajjid, traducido a el ingles por Alia Amer y traducido de el Ingles a el Espa�ol por Abdulah Weston.

MAS INFORMACI�N

Calle 18 de septiembre No. 114 y General Plaza
Telf. (593-2) 223-7654 / 295-4542
Fax. (593-2) 228-4416
Casilla 17-01-499
Email: islamecuador2005@yahoo.com
jsuquill@uio.satnet.net
Quito-Ecuador -Sudam�rica