UsIslam

button

EL ENGA�O HIST�RICO DEL SACRIFICIO



http://www.centroislamico.org.ec/d23.htm




CCTV: Hispanic Muslim converts in U.S.



La salvaci�n puede ser definida como ser rescatado del pecado y tambi�n de sus castigos correspondientes; el camino de la salvaci�n cambia de una religi�n a otra. En el cristianismo, la salvaci�n se encuentra por medio de la doctrina del sacrificio Vicario. En el cristianismo la naturaleza humana es considerada vacilante y pecadora. Esta doctrina expone que Jes�s "dio satisfacci�n completa" a Dios por los pecados del hombre por medio de su muerte y resurrecci�n. En breve, Jes�s tom� nuestro lugar, y su muerte absolvi�, nuestros pecados.

Esto es contrario a lo que encontramos en el Torah donde Dios dice " cada uno morir� por su pecado" (Deu. 24:16) Este asunto de Jes�s, como salvador de la humanidad, es contradecido en el Cor�n, donde Dios dice que El " los ha marcado por su incredulidad... por decir ' Matamos al mensajero de Dios, Jes�s Cristo hijo de Mar�a. No lo mataron ni lo crucificaron sino se les hizo parecer". (Cor�n 4:155,157).

Salvaci�n de acuerdo a Jes�s en ning�n lugar de los evangelios claramente dice que �l morir� para salvar la humanidad del pecado cuando se le acerc� un hombre y le pregunt� lo que �l podr�a hacer para obtener la vida eterna, Jes�s le dijo que guardar los mandamiento ( Mat. 19:16,17); en otras palabras, que obedeciera la ley de Dios. A una pregunta semejante por un abogado, seg�n es indicado en el evangelio de Lucas, Jes�s le dice que ame a Dios y a su pr�jimo (Lucas 10:25-28s)

El papel de Jes�s es muy claro en e; Cor�n donde Dios dice "Cristo, hijo de Mar�a, no es sino un enviado antes del cual a pensado otros enviados, mira como les explicamos los signos. Y mira como son desviados". (Cor�n.5:75)

Sin embargo, la misi�n de Jes�s no fue la de establecer un nuevo m�todo para obtener la salvaci�n, mucho menos para fundar un nuevo sistema de creencias; adem�s la Biblia indica que Jes�s solo busca sacar a loa jud�os fuera de su �nfasis ritualistico hacia la rectitud ( Mat.6:1-8).

Pablo de Tarsus: Para encontrar el orden la Doctrina del Sacrificio, no tenemos que ir al as ense�anzas de Jes�s, sino a las palabras de Pablo el verdadero fundador el Cristianismo: y responsable por las ense�anzas de practicas y t�rminos cristianos.

Como muchos jud�os, Pablo no tenia uso para las ense�anzas de Jes�s y, adem�s, �l mismo fue perseguidor de los seguidores de es por sus creencias heterodaxas. Este perseguidor fan�tico fue convertido a un predicador ardiente por medio de una conversi�n de repente en el a�o 35 Pablo dijo que el Jes�s resucitado se le apareci� a el en una visi�n, y de este modo escogi� a Pablo como su instrumento para llevarle sus ense�anzas a los gentiles ( Gal. 1:11,12,15,16).

La credibilidad de Pablo en cualquier capacidad es sospechosa especialmente cuando consideramos que: (1) hay cuatro versiones b�blicas que contradicen su "conversi�n " (Hechos 9:3-8;22:6-10;26:13-18; Gal. 1;15-17). (2) Dios dice que en varios lugares como en Num. 12:6, Deut. 18:20, y Ez, y (3) Informes de varios desacuerdos entre los otros disc�pulos y Pablo con respecto a sus ense�anzas est�n gravadas en los hechos.

Las experiencias y observaci�n le ense�aron a Pablo que predic�ndole a los Jud�os no era posible; �l, por �sta raz�n, decidi� ir a los no-Jud�os. Al hacer esto Pablo decidi� la orden directa de Jes�s a que no ense�ara a otros que no sean jud�os ( Mat. 10:5,6). En suma, Pablo puso a lado las ense�anzas de Jes�s en su deseo de ser dichoso.

La Influencia Pagana: En los tiempos de Pablo los paganos ten�an una variedad emplea de dioses.

Aunque estos dioses ten�an hombres diferentes y fueron recibidos por su gente en diferentes �reas del mundo - Adonis de Siria, Dionysus de Thrace, Attis de Phrygia son solo unos cuantos ejemplos - en el concepto b�sico en cada culto era igual: estos hijos de Dios padecieron muertes violentas y luego volvieron para salvar a su gente.

Ya que los paganos ten�an salvadores - dioses tangibles en sus viejas religiones, ellos quer�an nada menos de su nueva religi�n; no eran capaz de aceptar cualquier clase de divinidad invisible.

Pablo los acomod�, ense��ndoles otro salvador para la humanidad llamado Jes�s Cristo, el hijo de Dios, cual muri� y resucit� para salvar la humanidad del pecado ( Rom. 5; 8 - 11; 6; 8,9).

La misma b�blica se�ala el error de las ideas de Pablo mientras que los cuatro evangelios tienen informes de la crucifixi�n de Jes�s, estos informes son puros rumores: ningunos de los disc�pulos de Jes�s fueron testigos porque huyeron de su lado en el Jard�n ( Marcos 14: 50).

En el Torah, Dios dice que " maldito por Dios es colgado" el crucificado ( Deut. 21:23). Pablo evade esto cuando dice que Jes�s fue maldecido para as� poder cargar los pecados del hombre (Gal. 3:13); al hacer esto Pablo puso al lado la verdadera ley de Dios.

La resurrecci�n donde Pablo dice que Jes�s "conquisto" a la muerte y al pecado de la humanidad (Rom. 6:9,10), representa tan grande importancia que aqu�l que falla creer en ella no es considerado un buen Cristiano ( 1 Cor. 15:14).

Aqu� tambi�n la Biblia le da poco apoyo a las ideas de Pablo, primeramente, no hay testigos de la resurrecci�n actual, pero todos los informes de los eventos despu�s de la resurrecci�n se contradicen uno a otro con respecto a quienes fueron al sepulcro, que pas� all�, y cuando y a quien Jes�s se le apareci� (Mat. 28, Marcos 16; Lucas 24, Juan 20).

En segundo lugar, aunque el cristiano dice despu�s de la resurrecci�n el cuerpo tiene forma espiritual ( 1 Cor. 15: 44), Jes�s obviamente no hab�a cambiado, por que comi� con los disc�pulos ( Lucas 24: 30, 41 - 43), y que tocaran heridas ( Juan 20: 27). En fin en el Cristianismo, Jes�s, como hijo divino de Dios. Hay que pensar aqu� como es posible que Dios muera?.

En su deseo para atraer seres pagados, Pablo simplemente arregl� varias creencias de los pagados para producir el sistema cristiano de la Salvaci�n, Ning�n profeta - incluyen a Jes�s ense�o tal conceptos; fueron totalmente inventos por mano de Pablo.

El Sacrificio Final: Despu�s de estar acostumbrados a hacer sacrificios a sus dioses, los paganos f�cilmente arrasaron las ideas propuestas por Pablo de que Jes�s era el" sacrificio final" cuya sangre lavada el pecado. Una ceremonia com�n durante este tiempo en varios cultos del Medio Oriente, tal como la Attis y Mithras, era la de el " Tauobolium". La persona descend�a en un hoyo sobre quien un toro ( u oveja), en el creen que representaba la deidad pagana, era matado ceremonialmente. Al ser cubierto con la sangre del animal, la persona en el hoyo debajo "nac�a de nuevo" y sus pecados eran salvados.

Debemos mencionar aqu� que los Jud�os hab�an dejado el sacrificio ritual en el a�o 590 despu�s de la destrucci�n de su templo. Las ideas de Pablo eran una contradicci�n directa en contra del Viejo Testamento (Oseas 6:6) y tambi�n en contra de las ense�anzas de Jes�s mismo (Mat. 9:13) quien insisti� que Dios deseaba buenas acciones y no el sacrificio.

Mientras que Pablo insisti� que el" amor" de Dios estaba de tras del sacrificio de Jes�s (Rom.5:8), la Doctrina del Sacrificio en vez demuestra a una deidad r�gida satisfecha solo con la muerte de su propio hijo inocente. Pablo estuvo fuera de la base que, por porque el viejo testamento esta lleno de referencias del amor y misericordia de Dios hacia el hombre (Salmos 36:5 - 10 Salmos 103: 8-17) revelado por medio de su perd�n ( Ex. 34: 6,7; Salmos 86:5-7) del cual hasta Jes�s habl� (Mat. 6: 12).

Las influencias pagadas en el Cristianismo extiende hasta su s�mbolo mas sagrado. Aunque Pablo llama la cruz de Jes�s " el poder de Dios" (1 Cor. 1:18), obras de referencias, tal como la Enciclopedia Brit�nica, Diccionarios de S�mbolos, La Cruz en Rituo, Arquitectura, y Arte todas mencionan que cruces fueron usadas como s�mbolos religiosos muchos siglos antes del nacimiento de Jes�s. Bacchus de Grecia, Tammuz de Teyre, BN el de Chaldea, y Odin de noruega son varios ejemplos de dioses paganos antiguos quienes usaban el s�mbolo de la cruz:

Pecado Original: Al centro de la doctrina del Sacrificio esta la idea de Pablo que la humanidad es una raza de extraviados , habiendo heredado de Ad�n su pecado por comer la fruta prohibida.

El resultado de este pecado es que el hombre no puede servir como su propio redentor; buenas acciones no le aprovechan, dice Pablo, ni esto puede satisfacer la justicia de Dios ( Gal. 2: 16).

Como resultado por el pecador de Ad�n, el hombre fue sentenciado a morir. Por medio de su muerte, Jes�s tom� el castigo debido al hombre. Por medio de su resurrecci�n, Jes�s conquist� la muerte y la rectitud fue restablecida. Para ganar la salvaci�n, el Cristo solo necesita tener fe en la muerte y la resurrecci�n de Jes�s (Rom. 6: 23).

A pasear de su posici�n central dentro del Cristianismo, la idea del " pecador original" no se encuentra en las ense�anzas de ning�n profeta, inclusivamente Jes�s. En el viejo Testamento, Dios dice, ... " el hijo no llevar� el pecado del padre, ni en padre llevar� el pecado del hijo."( Ez 18:20:22). Responsabilidad personal es enfatizada en el Cor�n de Dios dice,.. " nadie cargar�a la carga ajena ... le hombre tendr� su propio esfuerzo" ( Cor�n 53:38,39).

La doctrina del pecado original le dio a Pablo la forma de justificar las influencias paganas en su gran plan de salvaci�n. La irresponsabilidad se ha convertido en la se�al de la Cristianidad por medio de esta doctrina, porque al transferirle los pecados a Jes�s, los Cristianos no toman responsabilidad por sus acciones.

Salvaci�n en el Islam: En el siglo siete, la doctrinas originales de Pablo hac�an sido adornadas hasta el punto donde el cristianismo casi se convirti� totalmente a una religi�n hecha por el hombre. Como resultado de �sta corrupci�n, Dios escogi� a Muhammad como su mensajero Final con prop�sitos de rectificar las cosas por fin.

Ya que Dios es poderoso, El no necesita una enigma inventada por cristianos para perdonar al hombre. En el Cor�n, Dios dice que todos somos creados de buena naturaleza (30:30). No ha cargado al hombre con ning�n "pecado original" por que el perdon� a Ad�n y Eva (2:36 - 38, 7: 23,24) como tambi�n nos ha perdonado a nosotros (11:90;39:53 -56).

Somos personalmente responsables por nuestras acciones (2:286,6:164) y por eso en el Islam no hay necesidad de inventarse un salvador humano; la salvaci�n viene solo de Dios (2:67).

As� El Islam procur� restituir al verdadero entendimiento del monote�smo, por que en el Cor�n Dios pregunta: " Quien puede ser mejor en religi�n al cual se somete enteramente a Dios, hace el bien, y sigue la religi�n de Abraham el sincero en la fe" (4: 125;41:33).

La religi�n del hombre: La evidencia es sobresaliente que el concepto de salvaci�n en el Cristianismo - Su Doctrina del sacrificio Vicariano no vino de Dios, sino de un hombre por medio de rituales y creencias paganas.

Pablo efectivamente cambio de direcci�n de la adoraci�n a Dios a haciendo a Jes�s el agente divino para la salvaci�n (Gal. 2:20). Al hacer esto. Pablo puso al lado todas las ense�anzas de los profetas inclusivamente al concepto del monote�smo, ya en el Cristianismo de Dios necesita a Jes�s como su divino " asistente".

Examinemos esto mas cerca: Estando su salvaci�n en arriesgo aqu�, el Cristo no debe examinar m�s cerca lo creen y por que creen en esto. Dios dice en el Cor�n "!Gente de la escritura! No exageres en su religi�n. No digas de Dios sino la verdad que Jes�s Cristo, hijo de Mar�a, es solamente enviado de Dios... Dio9s es solo un Dios Uno, !Gloria a �l! �l no tiene hijos. Suyo es lo que est� los cielos y en la tierra.

Dios basta como protector". (Cor�n 4: 171)

MAS INFORMACI�N

Calle 18 de septiembre No. 114 y General Plaza
Telf. (593-2) 223-7654 / 295-4542
Fax. (593-2) 228-4416
Casilla 17-01-499
Email: islamecuador2005@yahoo.com
Quito-Ecuador -Sudam�rica