UsIslam

button

Islam: Casa de Tolerancia, no de Fanaticismo



Por Yusuf Isl�m (antiguamente el cantante Cat Stevens)



Yusuf Islam website http://www.yusufislam.com/





Cat Stevens becomes Yusuf Islam.



La especulaci�n de las noticias desde los ataques horribles terrorista contra los E.E.U.U. han se�alado el dedo de culpabilidad a los musulmanes y el mundo �rabe, y �so ha significado a ciudadanos ordinarios de los E.E.U.U. y de otros pa�ses occidentales que se conviertan en victimas propiciatorias para los rufianes contra la fe. Que verg�enza. Tristemente, el horror m�s recien en los E.E.U.U. parece ser causado por gente de origen medio-oriente, llevando nombres musulmanes. Una vez m�s, que verg�enza. Esto da m�s combustible al odio de una religi�n y una gente que no tiene nada de que ver con estos acontecimientos. Esto es la raz�n por la cual deseo explicar algunos hechos b�sicos sobre la manera noble que llamamos Isl�m, antes que, Dios no lo quiera, otro desastre ocurre � probablemente dirigidos a los musulmanes.

Vine al Islam en mi �ltimo 20s, durante mi per�odo de busqueda como una estrella extraviado. Encontr� una religi�n que mezcl� raz�n cient�fica con la realidad espiritual en una fe unificada muy lejos de los t�tulos periodistas de la violencia, la destrucci�n y del terrorismo. Una de las primeras cosas interesantes que aprend� en el Cor�n era que el nombre de la fe viene de la palabra �salam� � que significa paz. Muy lejo del mensaje Turco-Arabe que esper�, el Cor�n present� una creencia en la existencia universal de Dios, un Dios para todos. No discrimina contra la gente; dice que podemos ser de diversos colores y de diversas tribus, pero somos todos humanos y "los mejores de la gente son esos que son m�s consciente de Dios.�

Hoy, como musulm�n, el horror de acontecimientos recientes me ha derrotado; la exhibici�n de muerte y matanzas indistintas que hemos visto ha abollado la confianza de la humanidad en s� mismo. El terror en tal escala afecta a todos en este planeta peque�o, y nadie est� libre de la consecuencia. Pero debemos recordar que tal violencia casi es una ocurrencia diaria en algunas tierras musulmanas: no debe ser agravado por ataques de venganza contra familias y comunidades inocentes.

Junto con la mayor�a de los musulmanes, siento un deber el hacer claramente que tales actos orquestrados incomprensible no tienen nada ver con las creencias de la mayor�a de los musulmanes. El Cor�n declara espec�ficamente: "s� cualquier persona asesina a una persona (inocente), ser� como si �l haya asesinado el conjunto de humanidad. Y s� cualquier persona salva a una persona ser� como si �l haya salvado el conjunto de la humanidad.�

El Cor�n que nuestros jovenes aprenden esta llena de historias y lecciones de la historia de la humanidad en su totalidad. Se refieren a los Evangelios y la Tor�; tambi�n mencionan a Jes�s y Abrah�n. En hecho hay m�s menci�n en el Cor�n del profeta Moises que de cualquier otro. Reconoce la coexistencia de otras religiones, y en hacer eso reconoce que otras culturas pueden convivir juntas en paz.

"No hay ninguna obligaci�n en la religi�n," dice el Cor�n, significando que a la gente no se debe obligar cambiar su fe. En otra parte dice, "a usted, su religi�n; a m� la mia." El respecto por los valores religiosos y la justicia est� a la base del Cor�n. La historia cor�nica que ense�amos a nuestros j�venes proporciona ejemplos amplios de relaciones inter-religiosas e internacionales; de c�mo convivir. Pero algunos extremistas toman elementos de las escrituras sagradas fuera de contexto. Act�an como individuos, y cuando no pueden venir juntos como parte una estructura pol�tica o proceso consultivo, usted encuentra estas facciones disidentes creando sus propias reglas, al contrario del espiritu del Cor�n - que exige de que �sos reconocidos como estando a cargo de musulmanes deben consultar juntos con respecto a los asuntos de la sociedad.

Hay un cap�tulo entero en el Cor�n con el t�tulo de �La Deliberaci�n.� El bienestar comunal es central a la vida humana, tan all� que hay un concepto en el Isl�m llamado �Istihsan,� que significa "buscar el bien com�n." Aunque el Cor�n puede colocar una m�xima, los eruditos tambi�n suponen considerar las circunstancias frecuentes en esa era. A veces eso significa eligir el meno de dos males o a�n suspender la legislaci�n en caso de necesidad: por ejemplo, no tratan a una persona que roba pan durante un hambre como un ladr�n.

En un entonce escrib� una canci�n, "Adonde juegan los ni�os?" Nuestra condolencia y pensamientos salen a las familias de los que perdieron sus vidas en este acto de violencia tr�gico, as� como a todo �sos heridos. Pero la vida sigue. Los ni�os todav�a necesitan jugar, y la gente necesita vivir y aprender m�s sobre sus vecinos de modo que la ignorancia no cr�e un fanatismo ciego. La moderaci�n es parte de fe, tanto que ellos que acusan escuelas musulmanas de fomentar fanatismo deben aprender un poquito m�s sobre Isl�m.

El profeta (la paz est� sobre �l) dijo, "arruinado son ellos que insisten en dificultad en la fe," y, "el creyente sigue dentro del alcance de su religi�n mientras �l no mata a otra persona ilegalmente." Tal conocimiento y palabras de direcci�n se necesitan desesperadamente en este tiempo, para separar la verdad de falsedad, y de reconocer la propia definici�n del �ltimo profeta de lo que hace una persona un representante, o de otra manera, de la fe que �l vivi� y la que intentamos ense�ar.

Publicado el lunes, 24 de septiembre del 2001 por la revista Al-Hewar.