UsIslam

button

De Juan a Shaf�q



Por Juan Alvarado (Shaf�q Abdul-lah Mujammad Alvarado)





"Journey to Islam: Latino Muslims Share Their Story" by Br. Mujahid Fletcher & Br. Isa Parada



Mis padres vinieron a los Estados Unidos desde la Rep�blica Dominicana en los a�os 60, una era de represi�n, persecuci�n, y de incertidumbre. Vinieron buscando oportunidades mejores. Aterrizaron en el Bronx de Nueva York en un momento cuando hab�a oportunidades y muchos trabajos disponibles. M�s adelante nac� en el Bronx. T�pico a la mayor�a de otros Latinos, nac� en la fe cat�lica. Mis padres eran cat�licos fieles, que iban (y van) a la iglesia cada domingo. Asimismo, aprend� ser un cat�lico fiel.

Mis memorias de la ni�ez incluyen clases de catecismo, educaci�n en escuela p�blica, y mucha familia. Mi familia inmediata daba refugio a amigos u otros miembros de la familia que eran tambi�n inmigrantes de la Rep�blica Dominicana. Por lo tanto yo aprend� muy temprano dar ayuda hacia otros menos afortunados.

Desde entonces ni�ez not� siempre que era "espiritual." Por una cierta raz�n, me sent�a desemejante de los otros ni�os alrededor de m� y debido a eso me sent�a a veces enajenado. A la edad de diez a�os incluso ten�a una visi�n que pens� era la Virgen Maria. Sin embargo, pens�ndolo bien la visi�n que ten�a me parece ser una se�ora en hiy�b � el velo tradicional de una mujer musulmana. �Podras ser una se�a?

Como joven, pas� con los movimientos de lo que significa ser cat�lico. Me bautizaron, hice mi comuni�n y la confirmaci�n. Incluso fu� monaguillo en la iglesia. Pero en los tiempos de adolescente, crec�a impaciente con el catolicismo y comence a explorar diversas formas de espiritualidades. Espec�ficamente, me molest� el culto de los santos pero tambi�n que hab�a tanto escrito en la Biblia que la iglesia no segu�a. A los 16, puedo decir con confianza que renunci� el catolicismo, aunque todav�a me consideraba "cristiano." Visit� diversas iglesias de otras denominaciones pero apenas no podr�a sentir el sentido de pertenecer. Tambi�n, una de las cosas de que no tuve gusto era la crit�ca entre las iglesias. Otra cosa que no me gusto era la complejidad del cristianismo, o as� se me parec�a. Todav�a me consideraba �cristiano� pero renuncie algunos de sus pr�cticas inautenticas como la navidad y la pascua.

Durante mi b�squeda, encontr� un inter�s en otras religiones. Espec�ficamente, miraba al juda�smo, el budismo, el hinduismo, la Santer�a, y los varios nuevos movimientos ocultos. Me gusto el juda�smo pero no podr�a vivir mi vida sin Jes�s. El budismo se me parec�a demasiado esot�rico. El sistema de la casta del hinduismo y el n�mero extenso de dioses acaban de rechazarme. Sin embargo, me influenciaron ambos para convertirme en vegetariano por muchos a�os. La Santer�a era interesante en un sentido hist�rico pero sus dioses tambi�n me rechazaron y su normas secretas me hac�an sentir molesto. Los varios movimientos ocultos me parec�an ser demasiado complejos. Sobre todo, sin embargo, estas creencias no me agarraron mi inter�s completo.

Cuando cumpl� los 19 a�os, renunci� el cristianismo y continu� mi b�squeda. Esta b�squeda me condujo a leer constantemente, algo que todav�a hago. A los 20, un amigo me dio un libro sobre el Islam o qu� pens� era Islam. �l me dio un libro que la secta de los �Ansares� public�. Para resumir sus ideas, dir�a que mezclan el Islam aut�ntico con ideas del nacionalismo afro-americano. Despu�s de leer sobre ellos, decid� hacerme "musulm�n" a los 23 a�os. De hecho considero que era un musulm�n pero que estaba desviado. Cre� sinceramente en la unidad absoluta de Dios (tauh�d) pero ten�a algunas ideas que no eran igual al Islam aut�ntico. Debido a mi lectura intensa, observ� siempre los muchos errores en la doctrina de los Ansares pero conjeturo que me quede con ellos porque hab�a algo all� con que relacione . Observ� siempre tambi�n que el l�der de este movimiento cambiaba siempre sus creencias y doctrinas cada tan a menudo, que me parec�a extra�o.

Mis padres no tuvieron gusto de la idea que me convert� en musulm�n. No pienso que ten�an la idea que estaba interesado en esta religi�n. Mi pap� pens� que el ir a la universidad me influenci� de una cierta manera. Mi mam� no le importaba tanto sino que estaba asustada que fuera la v�ctima de un crimen o de discriminaci�n. Alhamdul-lilah (Gloria a Dios), han venido gradualmente aceptar mi opci�n. Desafortunadamente, su aceptaci�n es simplemente una aceptaci�n de conveniencia � pues todav�a est�n pegado a sus viejas maneras, algunas que son har�m (prohibido).

Cerca de dos a�os en el movimiento de los Ansares, comenc� a ir a las mezquitas normales y observ� las diferencias. Un d�a, mientras en el Centro Cultural Isl�mico de NY en la calle 96 y la 3ra avenida, conoc� a un hermano hispano que not� que estaba con el movimiento de los Ansares (por una insignia de ellos) y me dio un libro por el Jeque Bil�l Philips llam� "La Secta de los Ansares en Am�rica" que levant� mi mente de una vez. �l me present� a algunos hermanos de una organizaci�n isl�mica llamada Alianza Islamica. Fueron situados en la avenida de Lexington en ese entonces en la parte de Manhattan que llaman el Barrio. Realic� mis ideas equivocadas y tom� el chah�dah (rito de conversi�n) con Alianza Islamica. Apenas ten�a 25 a�os. Por Dios esto sucedi� debido a mi h�bito de leer y por un hermano que se apur� por mi. Siempre observ� que hab�a algunas diferencias dram�ticas entre lo qu� fue escrito sobre el Islam y lo qu� estos Ansares escrib�an y hac�an. Al final, hice chah�dah entre los Sunitas y eso es hasta ahora el fin de mi historia espiritual.

Es dificil decir exactamente qu� es lo que me atrae al Islam puesto a que me gusta todo. Si tuviera que decir qu� me atrajo inicialmente al Islam, dir�a la insistencia del Islam con respecto a la unidad de Dios estar�a en la tapa de la lista. Tambi�n dir�a que la historia de oro del Islam hizo una impresi�n duradera. Esta historia me hizo enterado que pude posiblemente haber tenido antepasados musulmanes debido al imperio isl�mico dentro de Espa�a.

Para concluir, con respecto a mi b�squeda, todav�a amo leer pero ya no tengo b�squeda porque he encontrado la verdad.